Portada

Comentario literario

La imposibilidad del amor | Por Carlos Martín Briceño

Es fácil enamorarse de Cristina Velasco, la protagonista de Tonada de un viejo amor (Planeta 2023), una joven de diecinueve años, de cuerpo prodigioso, pechos y nalgas redondos, pelo rubio y rizado y cintura reducida. Cristina, además, es diferente al resto de las mujeres de su familia. No está dispuesta a respetar los convencionalismos sociales de su época. Su belleza y arrojo, por consiguiente, despiertan envidia entre las mujeres y deseo entre los hombres de San Lorenzo, un pueblo ficticio ubicado en el norte de México, en los años cuarenta y en el que los Velasco, miembros de una rancia burguesía que se resiste a subirse al carro de la modernidad, son los productores más importantes de vino.

Leer más »
notas

Carlos Martín Briceño ahora se mete a la cocina | Por Iván Canul Ek

Cuando era niño y su padre tenía un consultorio en Hoctún, Carlos Martín Briceño solía ir a la corrida, comer chocolomo y tomar la sangre de uno de los toros sacrificados en la fiesta brava. Esa historia es una de las que el escritor rescata de su niñez y plasma en el libro “Cocina yucateca, crónicas de mi infancia y recetas de mi madre”, que presentará pasado mañana, a las 7:30 de la noche, en el Centro Cultural “José Martí”.

Leer más »
Comentarios sobre mi obra

‘Lenguas de arena’, entre Acapulco y Chicxulub | Por Carlos Martín Briceño

A Beatriz Graf la conocí a principios del 2020, poco antes de que se desatara en el mundo la locura de la pandemia por la Covid 19. Tomamos un café en el Starbucks del hotel Fiesta Americana de la avenida Reforma, conversamos largamente de literatura y me obsequió su novela, Lenguas de Arena (Editorial Dos líneas 2019) que había publicado recientemente. Voy a llevarla a Mérida, dijo, y me encantaría que estuvieras entre los presentadores. Acepté, por supuesto, fijamos fecha para el 20 de marzo de aquel año y salimos del café confiados en vernos pronto. Ninguno de los dos imaginó que habrían de pasar más de tres años para que este compromiso, por fin, se cumpliera. Ninguno de los dos

Leer más »
Cocina yucateca. Crónicas de infancia y recetas de mi madre

Sobre “Crónicas de infancia y recetas de mi madre” | Por J. Armando Arceo Vargas

He leído todos o casi todos los libros de Carlos Martín Briceño, y sin temor a equivocarme, él último: “Crónicas de infancia y recetas de mí madre”, es el más sabroso. Y no estoy demeritando al cuento sobre la crónica, simplemente me refiero al gozo de disfrutar y saborear cada página en el contexto mejor cocinado, con la sazón propia del autor. Carlos nos demuestra cómo cuando una persona se encuentra a sí misma a través de las letras y ha trabajado en un estilo propio, puede capturar la realidad y cristalizar cualquier acontecimiento, desde el más cotidiano y aparentemente insignificante, hasta el más escandaloso.

Leer más »
Cocina yucateca. Crónicas de infancia y recetas de mi madre

Sabores y aromas que disparan recuerdos | Por Mateo Peraza Villamil

Un niño muere atropellado el mismo día que sus padres encargan su pastel de cumpleaños. Inmersos en el duelo, partidos por un dolor sin nombre, los padres olvidan recoger el postre. Ante las llamadas del pastelero para recordarles el pedido, ambos piensan que se trata de una broma cruel, que el destino conspira para escupirles en la cara. Finalmente enfrentan al enemigo en su terreno: quieren matarlo para acabar con el contraste que les provoca su dulce cotidianidad vaciada de tristeza. Una madrugada, en el interior del negocio, reparan en que el pastelero no actuó a propósito. Tranquilos y protegidos por este repostero amable, enternecido y corpulento, sus estómagos rugen por el olor de los panes recién hechos. Vuelven a

Leer más »
Cocina yucateca. Crónicas de infancia y recetas de mi madre

Frijol con puerco | Por Carlos Martín Briceño

En casa de mis padres, como dicta la tradición yucateca, se comía frijol con puerco todos los lunes, costumbre heredada de la antigua matanza sabatina de cerdos fomentada en la península en el siglo XIX, durante el auge de las estancias ganaderas en Yucatán. Mi tía lo preparaba desde temprano, supervisada por mi madre, quien alternaba la atención de sus pacientes con la rápida revisión del guiso en la cocina. Entonces vivíamos en el centro de la ciudad y el consultorio dental de mis padres estaba ubicado en el mismo predio que nuestra casa, en una de las habitaciones principales transformada en centro de operaciones odontológicas.

Leer más »
Cocina yucateca. Crónicas de infancia y recetas de mi madre

Memorias de cocina e infancia de Carlos Martín Briceño | Por Mónica Lavín

Escrito con la sabrosa pluma de un narrador exquisito y aderezado con los momentos asociados a la memoria, Martín Briceño nos comparte un catálogo de recetas Estamos de ferias, me refiero a los muchos esfuerzos a lo largo del país por enlazar al libro —editores y autores— con los lectores. En días pasados fui invitada tanto a la Feria Internacional de la Lectura Yucatán (FILEY) como a la Feria Internacional del Libro de la Universidad de Baja California en su 25 edición, donde tuve el honor de ser distinguida con un homenaje por trayectoria (Gracias, FILUABC, editores y lectores).

Leer más »
Cocina yucateca. Crónicas de infancia y recetas de mi madre

Las letras están servidas | Por Rosely E. Quijano León

El libro más reciente de Carlos Martín Briceño es una delicia literaria y culinaria, mezcla de sabores, olores, recuerdos y letras que se guisaron, sin duda, a fuego lento con mucho amor y añoranza. Cuántos recuerdos de la infancia no se encuentran atrapados en el humo de una olla de comida, cuántos bocados de comida yucateca no nos transportan a la casa de las abuelas y a los lugares inexistentes de nuestra niñez, por eso este libro evoca con sus crónicas y sus recetas al estómago, al paladar, al corazón y la memoria.

Leer más »
Comentario literario

Nuevas maternidades | Por Carlos Martín Briceño

Alguna vez Beatriz Espejo afirmó en un taller —palabras más, palabras menos— que un buen cuento es aquel “que permanece rebotando en el cerebro del lector durante mucho tiempo”. “Su lectura”, agregó, “debe producir una sensación similar a la de haber visto una buena película, de esas que recordamos gracias a ciertas escenas memorables”.

Leer más »
notas

Carlos Martín Briceño homenajea la cocina de su madre y tía con libro de recetas yucatecas | Por María Briceño

El buen comer es un privilegio del que gozamos los yucatecos, y más cuando la nostalgia familiar le agrega sazón, aseguró el escritor Carlos Martín Briceño, quien en su próximo libro aborda 30 recetas de platillos emblemáticos que han marcado su vida. Algunas recetas son clásicas y otras no tanto, sin embargo, todas están acompañadas de relatos íntimos que surgieron al vapor de las ollas y durante la convivencia familiar. Para ser exactos, la mayoría de los relatos nacieron durante el almuerzo de los domingos.

Leer más »