De paso, o esa extraña fascinación por los vestíbulos

2019-07-01T20:10:11-05:00marzo 18, 2011|Comentario literario|

Hay algo en lo que Tayde Bautista y yo estamos de acuerdo: los lobbys de algunos hoteles son fascinantes, ejercen una atracción extraña a la que resulta imposible sustraerse. Hablo, no solo de los fastuosos recibidores de esos hoteles de [...]