Última estación

Última estación

De pronto, el tren se detiene. Todavía somnoliento miro por la ventanilla: tanta desolación parece advertirme que vengo en balde.  En  mi reloj, las dos de la tarde.  He dormido casi cuatro horas.          Durante el viaje sólo me han acompañado...

Ruta hacia el silencio

Ruta hacia el silencio

Para mi hermano Armando                                                                   Cuando entiendes al jazz, entiendes lo que es ser libre                                                                              

El instrumento de Dios

El instrumento de Dios

Para mi hermano Enrique —¿Qué es lo que me trae aquí? —preguntó la vieja por segunda vez. —Una buena pieza…; una pitillera…de plata…véala.                                                                               Fiodor...