El elogio de la Academia

El elogio de la Academia

Fue La ciudad y los perros la primera novela de Mario Vargas Llosa que llegó a mis manos. Recuerdo bien el libro, tanto por la edición  -un sobrio ejemplar de pastas duras y portada modernista, de la editorial Bruguera – como por el impacto...

Se renta

Se renta

para Lucía Deblock   —Quiere firmar el martes. La gringa se enamoró de la casa pero exige un clóset vestidor en la recámara. Llamé a una arquitecta… amiga mía… en una hora irá a verte. Afuera, una mañana luminosa contrasta con el humedal de...

La llamada del abismo

La llamada del abismo

Para José Baqueiro, quien me contó esta historia Nel mezo del cammin di nostra vita mi ritrovai per una selva oscura chè la diritta via era amarrita Dante Sólo había transcurrido un mes desde que lo contrataron cuando recibió la noticia: –...

Vargas, caricaturista supremo

Vargas, caricaturista supremo

No crecí, como muchos niños de mi generación, leyendo solamente historietas del Pato Donald. Por fortuna, y gracias a un par de tías solteras primas de mi padre, conocí a la mítica Familia Burrón: cada domingo, semana tras semana, solíamos...

La elección de Lucía

La elección de Lucía

Ahora que los Legionarios de Cristo han pronunciado un mea culpa público por causa de la triple vida de su siniestro líder y fundador, me gustaría toparme con mi escuálida amiga Lucía Gómez, quien los defendía con tanta vehemencia. Fuimos juntos...

Salón Bach

Salón Bach

Guty Cárdenas, in memoriam ¿En qué momento el cantaor y los Peláez se agregaron a la fiesta del yucateco?  Roberto Miranda no lo sabe con exactitud. De lo que sí está  seguro es que habían bebido demasiado cuando, al entrar a servir la botella de...

A la memoria de Charles Darwin

A la memoria de Charles Darwin

Hará tres años cuando me enteré de la muerte de Harriet. La noticia, perdida entre las páginas de espectáculos de un periódico local, llamó mi atención. Me remontó a mi infancia, a una fiesta de cumpleaños y a la edición ilustrada de El origen de...

Los fines de semana

Los fines de semana

De esa noche recuerdo, sobre todo, la sonrisa del arlequín. Cada cierto tiempo doña Evelyn renovaba el decorado de la casa de campo y en esa ocasión, por tratarse de la época de carnaval, decidió que al cuarto de visitas le vendría bien aquella...

Abismos

Abismos

Nadie podrá decirle que no estuvo al pendiente de la salud de su madre. Ahora mismo prepara los ingredientes para la papilla del almuerzo: carne limpia de puerco sazonada con hojas de orégano, verduras cocidas al vapor, un diente de ajo, pimienta...