VENENO DE ARAÑA

VENENO DE ARAÑA

Mi abuelo paterno, don Pepe Martín, que gran parte de su vida trabajó en la destilería de la Casa Luis Achurra, nunca leyó a Ernest Hemingway. Esta minucia no le impidió compartir con el escritor su desmedida afición por el ron, llegando a beber...

El cielo perdido

El cielo perdido

Para Mónica Lavín  Iracema permaneció de pie unos segundos junto a la escalerilla del aeroplano, masajeándose las sienes, ajustándose los lentes oscuros en el calor de la tarde, sin aceptar la ayuda de su marido para descender. “Sabía que iba a...

Acerca del carnaval meridano

Acerca del carnaval meridano

Ma‘ ti na’atik at’ aan. Matinatikatán. No entiendo tu habla. Ésta, se dice en Yucatán, fue la frase que los mayas peninsulares respondieron a los españoles cuando éstos preguntaron el nombre del lugar al cual habían llegado. De ahí que los...

El hombre que amaba a los perros

El hombre que amaba a los perros

Era todavía un niño cuando oí hablar por primera vez del asesinato de León Trostki.  “Le destrozaron el cráneo con un piolet”, había dicho mi tío Jorge en una de esas sobremesas navideñas en que el amanecer suele sorprender a los comensales en...

Vivir para y por el cuento

Vivir para y por el cuento

*  –  Abuela, el gato se metió en el pote de la nata.   –  ¡Ay, hija, si tuviéramos la onza de oro!                                                              *Diálogo del cuento La onza de oro, de Hans Fallada    ¿Cómo un gato...

PISO 17

PISO 17

Para Patricia Garma Montes de Oca   Con el primer, sorbo el capuchino que acaban de servirte se amarga en tu boca. Ricardo no te había ahorrado ningún dolor: —Acabo de verla salir del motel Venecia, iba con su jefe, en el Audi del tipo. Con...

¿Sirve de algo leer?

¿Sirve de algo leer?

Dice el escritor Juan Domingo Argüelles que leer no sirve para nada, que sólo quita tiempo para hacer cosas importantes en la vida. Como hacer dinero, por ejemplo. Y en cierto sentido, Juan Domingo tiene razón. ¿Para qué leer si nadie nos va a...